Para qué sirve la manzanilla

La manzanilla es una planta muy beneficiosa en el campo de la medicina natural.

Tiene propiedades como antiinflamatorio, las que pueden aprovecharse consumiéndola en infusiones o aplicándola externamente. Es utilizada para desinflamar la garganta y las encías, aplicada en gárgaras o buches. También ayuda muchísimo a la cicatrización de la piel, al mismo tiempo que elimina microbios y bacterias. Esta misma acción se manifiesta como fungicida, y como útil remedio contra los eczemas y las hemorroides.

para qué puede servir la manzanilla como planta medicinal

Propende un gran alivio de las funciones digestivas. Ayuda a cortar la diarrea y eliminar los gases. Funciona al mismo tiempo como un diurético suave. Una taza de té de manzanilla junto con emplastos de la misma planta puestos sobre el vientre ayudan a calmar dolores de estómago y cólicos menstruales.

Es un sedante suave. Tomar un té de manzanilla para relajarse es una buena idea. Se la utiliza en casos de tristeza, ansiedad e irritación. Al mismo tiempo pueden prepararse infusiones para despejar las vías respiratorias en casos de gripe, bronquitis, catarros y sinusitis, o aliviar los síntomas del reumatismo, la artritis y los calambres. Por su parte, un té de manzanilla y hierbabuena ayuda a transitar los accesos asmáticos.

Las propiedades cosméticas de la manzanilla tienen su área de aplicación en el cabello. Su aceite esencial sirve para aclarar y realzar el color dorado del pelo, por lo que suele estar presente en champús para cabello claro. También se utiliza para descongestionar la piel y calmar irritaciones.