Propiedades de la manzanilla

La manzanilla es una hierba que puede consumirse, o aplicarse externamente para aprovechar sus muchísimas propiedades medicinales. Esta planta tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos, antisépticos, antiespasmódicos y sedantes.

Las compresas de té de manzanilla colado suponen un gran alivio para el dolor de ojos. Su capacidad para relajar y desinflamar las zonas sobre las que se aplique es ideal para los casos en los que tenemos la vista cansada o los ojos rojos e hinchados. Gracias a estas cualidades antiinflamatorias, también supone un alivio para los dolores menstruales y musculares.

Propiedades medicinales de la manzanilla

Esta planta tiene un interesante efecto como sedante: Un té de manzanilla preparado con una cucharada de flores secas ayuda muchísimo en casos de inquietud o insomnio. También pueden aplicarse tres o cuatro tazas de este mismo té en la bañera, durante un baño de inmersión. Esta es una forma muy relajante de aprovechar sus propiedades y, al mismo tiempo aliviar las inflamaciones y dolores de todo el cuerpo.

También se la recomienda como remedio para las enfermedades de las vías respiratorias, como por ejemplo la gripe. Este beneficio puede aprovecharse mediante vahos o, como es de esperar, consumiendo la hierba en infusión.

inifusión de manzanilla

Es un gran digestivo. Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a eliminar gases, favorecen la secreción de jugos gástricos, alivian la inflamación de intestino y duodeno, y alivia las diarreas.

También es una excelente compañera de las personas con cabello claro. Una infusión de manzanilla aplicada sobre el cabello limpio tras un baño realza los reflejos dorados y aclara el pelo, por lo que se recomienda especialmente a personas de cabello color rubio oscuro.+

La ingesta de esta planta durante los primeros tres meses del embarazo no es recomendable, ya que podría producir un aborto espontáneo al relajar el útero.